VII Semana Estatal de las Luchas Campesinas

Llamamiento a la VII Semana Estatal de las Luchas Campesinas

La Soberanía Alimentaria está gravemente amenazada por los tratados de libre comercio y las transnacionales.

17 de Abril de 2015

El 17 de abril de 1996, 19 personas campesinas murieron por balas de la policía militar brasileña cuando se manifestaban por el derecho a disponer de tierra que cultivar para la soberanía alimentaria de su pueblo. Desde entonces, año tras año, en estas fechas las organizaciones que trabajamos por la Soberanía Alimentaria nos movilizamos en defensa de quienes, como aquellas personas, cuidan la tierra para producir alimentos.

Este año 2015, como muchos otros movimientos, desde la Plataforma Rural y las Alianzas por la Soberanía Alimentaria de los Pueblos, queremos sumarnos a la denuncia de las negociaciones que, al margen de la ciudadanía y de nuestros representantes políticos, se están llevando a cabo para firmar un tratado de libre comercio entre EEUU y la Unión Europea (TTIP en sus siglas en inglés). Ya conocemos los resultados de tratados similares en otros lugares. En México, el tratado de libre comercio con los EEUU y Canadá (NAFTA), ha llevado a que el país se haya convertido en importador de maíz industrial a precios muy bajos, debilitando severamente el tejido rural y poniendo en peligro la enorme biodiversidad de maíz local, base de toda su cultura. En Colombia, el tratado de libre comercio con Europa ha permitido la entrada de leche de la industria europea, destruyendo en buena medida al sector lácteo local. Con estos antecedentes, ¿va a poder resistir nuestra agricultura de pequeña escala a la agroindustria estadounidense? La respuesta es clara, NOi.

En este tratado hay ganadores y perdedores. El objetivo del TTIP es eliminar toda barrera comercial para poder exportar cualquier tipo de producto, y eso se traduce en rebajar las normativas de seguridad, de protección y de derechos humanosii. ¿Quién pierde? Toda la ciudadanía, europea y estadounidense, perdiendo derechos, seguridad y soberanía ¿Quién gana? Las grandes empresas y multinacionales, las cuales lograrían una legislación a su antojo.

De hecho, las normas que en la UE regulan la presencia de transgénicos, máximo exponente del modelo agroindustrial, se verían afectadas por el TTIP. El principio de precaución, el etiquetado de transgénicos o el proceso de autorización de cultivos y alimentos modificados genéticamente son herramientas que, aunque insuficientes, han servido para que los transgénicos no se extiendan sin control por Europa, siendo solo el Estado español el lugar donde su presencia es, lamentablemente, significativaiii. Pero los transgénicos sabemos que son alimentos de los que existen evidencias suficientes que muestras las incertidumbres, riesgos y peligros que entraña su uso en la agricultura y la alimentacióniv.

A esta preocupaciones globales hay que añadir todas aquellas que afectan al modelo de agricultura campesina y de vida rural en la escala más local. Son muchos los pueblos desde donde se está defendiendo la gestión de los bienes comunales frente a la conocida como Ley Montoro, los movimientos que denuncian el ataque al territorio de la minería o el fracking o las numerosas iniciativas que hacen frente al creciente poder de los supermercados con canales alternativos de comercialización.

Pero, como todos los compañeros y compañeras de la Vía Campesina, hoy 17 de abril reivindicamos y ofrecemos esta vía campesina, esta manera de pensar y hacer el mundo, con alimentos propios, cultivados en nuestra tierra y por nuestras manos, en armonía con la naturaleza que nos acoge, como una alternativa -junto a muchas otras- de esperanza a una sociedad capitalista sin más respuesta que otro giro de tuerca en sus propósitos genocidas.

Reclamamos Soberanía Alimentaria, un modelo de agricultura, ganadería y alimentación libre de transgénicos y respetuoso con las personas y con el medio ambiente.

NO AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE ESTADOS UNIDOS Y EUROPA. NO A LOS TRANSGÉNICOS, NI EN NUESTROS CAMPOS NI EN NUESTROS PLATOS.

Y siguiendo el llamamiento de La Vía Campesina, unámonos y luchemos

¡SEMILLAS CAMPESINAS EN RESISTENCIA!

¡GLOBALICEMOS LA LUCHA, GLOBALICEMOS LA ESPERANZA!

CONTACTO y DIFUSIÓN: Para dar visibilidad común a las acciones que se realicen durante la Semana de Lucha, por favor comunica con antelación las actividades previstas en los territorios en el correo electrónico: blognoquierotransgenicos@gmail.com

 

iii. MAGRAMA (2014). Agricultura Ecológica. Estadísticas 2013. En línea: http://www.magrama.gob.es/es/alimentacion/temas/la-agricultura-ecologica/Estadisticas_AE_2013_tcm7-351187.pdf

iv PALT (2014). Impactos de los cultivos y alimentos transgénicos sobre la salud. Inseguridad, opacidad e irresponsabilidad. En línea: http://redandaluzadesemillas.org/IMG/pdf/141230_informe_omg_y_salud_palt.pdf

Llamamiento a la VI Semana Estatal de Lucha

 El Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE amenaza la Soberanía Alimentaria y la lucha contra los ALIMENTOS transgénicos.

 17 de Abril de 2014

El 17 de abril es el Día Internacional de las Luchas Campesinas, que conmemora la masacre de 19 campesinas y campesinos que se manifestaban por tierra y justicia en Brasil en 1996. Cada año se celebra este día en todo el mundo, en defensa de las campesinas y los campesinos que luchan por sus derechos.

En el Estado español peleamos desde hace más de una década contra la presencia impuesta de cultivos y alimentos transgénicos en nuestros campos y en nuestros platos. Las semillas transgénicas son el máximo exponente del modelo agroindustrial predominante, en el que las grandes empresas se apropian de los bienes comunes para su propio beneficio. Las semillas, la tierra, el agua y la alimentación no son un negocio, deben permanecer en las manos de los campesinos y campesinas para así garantizar un medio rural vivo capaz de proporcionar alimentos sanos a toda la población.

Pese a las dificultades en el contexto estatal, la resistencia en Europa a la liberación de plantas transgénicas ha sido fructífera: sólo se permite el cultivo de una variedad de maíz y la mayoría de los países lo han prohibido. En el caso del Estado Español la movilización ciudadana ha conseguido, entre otros logros, parar experimentos al aire libre con plantas transgénicas, poner de manifiesto que la superficie cultivada con maíz modificado genéticamente podría ser mucho menor de lo que publicita la industria y el gobierno, y dar los primeros pasos para la prohibición del cultivo de este maíz en Andalucía.

Sin embargo, todas estas victorias se ven hoy gravemente amenazadas por las negociaciones comerciales entre EEUU y la Unión Europea. Las normas que regulan la presencia de transgénicos en la UE están en el punto de mira de estas negociaciones. El principio de precaución, el etiquetado de transgénicos o el proceso de autorización de cultivos y alimentos modificados genéticamente son herramientas que, aunque insuficientes, han servido para que los transgénicos no se extiendan sin control por Europa. En las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE (también llamado TTIP) ambas potencias están dispuestas a pasar por alto la voluntad y la protección de la ciudadanía para satisfacer las demandas de las grandes empresas agroalimentarias.

Por ello, estamos ante un momento crucial para defender nuestras luchas y exigir una vez más la agricultura y la alimentación que queremos. Un año más queremos hacer un llamamiento por la Soberanía Alimentaria, sumándonos al Día Internacional de las Luchas Campesinas y a la Semana de Lucha del 17 de abril, con movilizaciones en todo el Estado español a lo largo de este mes. .

Reclamamos Soberanía Alimentaria, un modelo de agricultura, ganadería y alimentación libre de transgénicos y respetuoso con las personas y con el medio ambiente.

NO AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE ESTADOS UNIDOS Y EUROPA. NO A LOS TRANSGÉNICOS, NI EN NUESTROS CAMPOS NI EN NUESTROS PLATOS.

Y siguiendo el llamamiento de La Vía Campesina, unámonos y luchemos

¡SEMILLAS CAMPESINAS EN RESISTENCIA!

!GLOBALICEMOS LA LUCHA, GLOBALICEMOS LA ESPERANZA!

CONTACTO y DIFUSIÓN:  Para dar visibilidad común a las acciones que se realicen durante la Semana de Lucha, por favor comunica con antelación las actividades previstas en los territorios en el email: semanadelucha.omg@gmail.com